La soledad del Vigilante

(Por César Sorribes Martinez) Los trabajos en aislamiento son aquellos que se realizan sin compañía de otras personas en la misma sala o recinto y en los que el trabajador no puede oír ni ser oído sin ayuda de dispositivos. El trabajo del vigilante de seguridad, en muchas ocasiones, se ajusta perfectamente a esta definición.

Gasolineras, polígonos, instalaciones abandonadas son servicios habituales en los que los vigilantes no tienen más compañía que su radio, su móvil y sus propios pensamientos.

Quien no se ha preguntado alguna vez «¿Alguien sabrá que estoy aquí?. Una sensación de soledad que puede derivar en angustia, estrés y errores en el trabajo, más allá del riesgo físico al no poder recibir ayuda inmediata en caso de accidente.

La soledad del Vigilante

(César Sorribes Martinez es psicólogo, formador en seguridad privada, formador online y vigilante de seguridad).

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: