Héroes por ocho minutos

(Por Arturo DíazEl País ) – Son las 7.37. Miles de pasajeros se apretujan en las 10 plataformas de la estación de Atocha donde los trenes de cercanías van parando, atestados de viajeros. Por los andenes 1 y 2, donde se transborda a los convoyes que llegan a viajar por el corazón de Madrid, pasan 44.000 personas durante la hora punta matinal, entre las seis y las nueve. La aglomeración es tal que a las puertas de cada vagón hay vigilantes para controlar el flujo de los que se abren y los que pretenden subir. Sin ellos, los trenes no podrían partir hacia Chamartín.

Leer más

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad